martes, 5 de junio de 2012

Hedgr Di Fulvio - Mi destino es caminar


Hedgar Di Fulvio
MI DESTINO ES CAMINAR

Córdoba, centro del clima, encrucijada de los vientos que dejan en cada guitarra, en cada corazón, historias con sabor a ríos y llanuras distantes, tiene un árbol primaveral y colorido que retoño a coplas del terruño.
Porque en ese valle del aroma, país fragante e ilusionado de aquellos que nombran su destino de pájaros con el traje-alegría del estudiante; no solamente América se nombra en la serenata, sino que también hay una luna-duende con sabor a madreselva y jazmines, hay una voz que denuncia los arrabales y su domingo de esperanza... Así lo encontramos al cantor, al que pinta los colores de la infancia, la juventud y el hombre, el cielo de su tierra; al que suelta a los pájaros azules del canto que habitan el metal del campanario y la luna de sus calles viejas... Y mientras Córdoba queda atrás, las sendas aprisionan una sombra solitaria que le va gastando el silencio hasta verlo canto, y la tierra reconoce entonces el paso del que lleva en la cruz de su guitarra la pasión de su pueblo; y ese golpeado acento de gorrión de patio que se vuelve luz y llovizna musical en las guitarras.
Como un río la palabra de cantor transita por la pampa, la viste de trabajo, de melgas altas, y hay una invitación a las muchachas para compartir en la piel un pan de amor y de mañana... Después, el sur se hará en su boca ritmo y bronce, tristeza y pesadumbre; las noches lo verán topar guitarras para contar la raza, para decir que por Menuco Negro, Pico Quemado, o en El Maitén, vuelve siempre la mirada húmeda del lugareño un tiempo que no muere, porque allí, donde la sangre se queda como un grito de ser y amor prendido en los ñirales, se muere de a poco un trozo de la patria... Alguna mutisia le aromará el paso con su fragancia siempre, poniéndole ternura a su guitarra.
Después, subirá por su calvario: color de cordillera la mirada, para dialogar entre cogollos y tonadas, y la callejuela del viento blanco tendrá en un vals su serenata.
Será un niño anónimo, calandria alborozada la que le bendiga la guitarra, cuando litoral hasta la muerte, como quien se despide de los sueños, lleva su andada de ilusiones por un río de pueblo, y será su estatura un quebracho retoñando cantos...
Así lo pillara el alba, tal vez de dominguero en cualquier cantina, de pie sobre la vida, aguantandole la pena con quien comparta un vino; gastándose con él los restos de la alegría en un vino que no tiene vuelta... Después, será un amor, aquel que lo desvela, que se come las lunas que le faltan en la mirada de su compañera.
Porque ese es el amor recuperado, el retoño que en la primavera abrirá su capullos de sal e infancia... Y al final del sendero, otra vez el campanario. Allí lo espera el reposo largo, pero la cruz sigue sobre su sombra y su guitarra transitará los fogones, irá por los amigos, se quedará en sus lares aguantando la nostalgia...
Como un duende vendrá desde la luna que a veces camina por los charcos, con su oficio; invitando a todos el vino que trajo de otros pagos.
Uno, que a veces lo encuentran su camino, lo esperará en el cruce de dos camino para invitarlo, y entonces el rocío de su copla-noche dirá en el alba que Hedgar Di Fulvio ha vuelto a su provincia con un cielo América en los ojos, y una copla del pueblo entre los labios.
Héctor Miguel Ramos

Hedgar Di Fulvio
MI DESTINO ES CAMINAR
HyR 7039

01. MI DESTINO ES CAMINAR - canción - José Piedra Ríos
02. CHACARERA DEL PORQUE - chacarera - Hedgar Di Fulvio
03. DE ANDE SOY - zamba cueca - Hedgar Di Fulvio
04. EL MIS MIS - gato - popular
05. CUANDO MUERA EL TROVADOR - vals - Luis Ortubia
06. PERFIL - canción - Hedgar Di Fulvio
07. DEJO Y ME VOY - zamba - Hedgar Di Fulvio
08. NO TE MUERAS NUNCA - chacarera - Hedgar Di Fulvio
09. LA VINARIEGA - zamba - Hedgar Di Fulvio
10. CORAZON SOLITARIO - chacarera - Hedgar Di Fulvio
11. ZAMBA DE LAS ESPIGAS - zamba - Hedgar Di Fulvio
12. ARAUCANO - lomcomeo - Hedgar Di Fulvio

http://www.mediafire.com/?wgbbs327yi88j