jueves, 26 de febrero de 2015

LO MAXIMO EN MUSICA ANTAÑONA - Vol. 26

LO MAXIMO EN MUSICA ANTAÑONA - Vol. 26

El común denominador de estos discos de la " MUSICA ANTAÑONA" de Producciones Preludio es la edad y el interés histórico que tienen estas grabaciones para conocer el desarrollo de la música popular de América. Y lo tienen todas y cada una de estas grabaciones que nos sirven además para informar de la desaparición de algunos de sus intérpretes en época relativamente reciente. Pero sobre todo para rendir homenaje a la memoria de Jorge Antonio Restrepo Monsalve, el muchacho que fuera administrador de estas empresas, sacrificado, traidora e inútilmente, de un Medellín de oscuras sorpresas y voluminosas infamias, el 1 de febrero de 1988, cuando apenas comenzábamos a forjar este 26 volumen de una serie que él estaba aprendiendo a querer entrañablemente.
El 3 de mar zo fallece de un infarto Agustín Magaldi, el único hijo de quien fuera una de las grandes voces del cancionero de América. Desde los 12 o 13 años cantaban en un 1945 de históricas resonancias, por lo cual iba por los encuentra y cinco de edad pese a que oficialmente se delatan mucho menos. Dos números que nos cediera durante uno de sus triunfales viajes a Colombia, e intensamente solicitado por sus admiradores, han sido incluidos aquí.
También a causa del traicionero corazón murió en Lima Jorge Stambury Escudero. El 1 de agostó de 1987, cuando nos había escrito o felicitando nos por la presentación de ese disco extenso de la serie PRELUDIO en donde recordamos sus éxitos. Canta, con Sebastián Torres, un vals de Lepera y Gardel que "El Morocho" no alcanzó a llevar al disco y que en una de sus películas canta en tono humorístico y un cachullani del ecuatoriano Paredes Herrera que tiene letra del poeta medellinense Augusto Duque Bernal. En el primero lo acompaña Sebastián Torres y en el otro Perla Violeta Amado siendo dirigido en ambos por Terig Tucci.
Logramos localizar en la grabación de 1926 de "Flores de Mayo" el bambúco de Palmerín que ha sido incorporado al cancionero colombiano por error de los mismos intérpretes, Briceño y Añez, que lo llevaron al disco por primera vez en 1924. Es un tributo a México, a Mérida, a Yucatán, que debemos a Pablo Dueñas, Jorge Miranda, Gastón Martínez, que tanto están haciendo en México por la canción de América. Y recordamos tres grandes créditos argentinos: Antonio Tormo, tan querido huésped de estas antañonas, con una página peruano para corresponder al argentinismo de Escudero. Ignacio Corsini que canta a dúo con su hijo un distinguido médico que prolonga la memoría de su querido progenitor, y el dueto de Acosta Villafañe en un tema nunca antes aparecido en micro surco. Juan Pulido para quien sobran elogios y evocaciones trae un pasillo, olvidado el mismo Ecuador de un tal Mario Jaramillo J. de quien no poseemos datos de ninguna especie. Luis Valente y Miguel Cáceres, el dúo que podríamos llamar "misterioso" por las leyendas que sean creado a su alrededor, en uno de esos temas que pasaron sin autor conocido. Y finalmente, uno de los más notables barítonos portorriqueños, Arturo Cortés, interpreta con la Orquesta Columbia de Salón un pasillo de Nicasio Safadi, olvidado el mismísimo Ecuador. A Cortés, por su versatilidad y la feliz incursión que hizo en los cancioneros peruano y ecuatoriano han llegado a situarlo como nativo del Perú. Gelberto Mamery nos sacó del error y nos contó cómo su voz es una de las que honra precisamente el cancionero portorriqueño.
Ya lo saben, pues, tienen todo un tesoro musical en la mano. Discos que habiendo circulado en aquellas pastas de 78 rpm, desaparecieron y ahora vuelven triunfales para que la nostalgia vibre y el corazón lata emocionado cuando resuenan con voces antañonas queridas y admiradas. A Carlos E. Serna, a Guillermo León Hernández, a Mario Escobar Vélez y a su esposa Lucía las del "Rincón de Antaño" del Belén antioqueño.
A los coleccionistas de Lima y de México debemos esta posibilidad que nos honra y dentro de nuestra acongojada nos alegra.
Hernán Restrepo Duque


LO MAXIMO EN MUSICA ANTAÑONA - Vol. 26
Preludio Medellín - Colombia
1988

01. Agustín Magaldi (h) - EL LADRON - A. Cosentino, J. M. Pombo
02. Jorge Escudero y Sebastián Torres (guitarras de Frances y Moya) - JURAR EN VANO - A. Lepera, C. Gardel
03. José Bohr con la orquesta de Carlos Molina - POTRO QUE ME AFLOJA EL LOMO - José Bohr
04. Alcides Briceño y Jorge Añez con la orquesta Vigil y Robles - FLORES DE MAYO - L. Rosado Vega, R. Palmerín
05. Antonio Tormo y sus guitarras - EL ESPEJO DE MI VIDA - Felipe Pinglo A.
06. Ignacio Corsini a dúo con su hijo - HUELLA HUELLA - Flores, Tagle Lara
07. Juan Pulido - LAGRIMAS DE ORO - M. Jaramillo
08. Luis Valente y Miguel Cáceres - PLEGARIA - Esmeragdo Díaz
09. Arturo Cortes - VEN - J. C. Llaguno, Nicasio Safadi
10. Perla Violeta Amado y Jorge Escudero con la orquesta de Terig Tucci - LLORA CORAZON - A. Duque Bernal, Paredes Herrera
11. Agustín Magaldi (h) - EL HUERFANO Y EL SEPULTURERO - A. Cosentino, J. M. Pombo
12. Dúo Acosta Villafañe - YUYITOS DEL CAMPO - Manuel Acosta Villafañe
Descargar

Aporte de Maximino Toñánez enviado por César Fabio Tabares Hernández

No hay comentarios: