jueves, 26 de febrero de 2015

LO MAXIMO EN MUSICA ANTAÑONA - Vol. 27

LO MAXIMO EN MUSICA ANTAÑONA - Vol. 27

Una serie de circunstancias que no vienen al caso había demorado la publicación de este volumen de la clásica serie de Producciones Preludio, LA MUSICA ANTAÑONA, en donde venimos recogiendo expresiones populares de todo el continente americano, pero especialmente aquellas canciones acogidas frenéticamente por el pueblo, que por años se han compenetrado con su gusto musical, pero hasta donde es posible en sus versiones primigenias puesto que muchas han tenido un amplísimo recorrido y muchas veces fueron registradas fonográficamente.
De nuevo traemos versiones muy solicitadas de ese dueto excepcional que hicieron el panameño Alcides Briceño y el bogotano Jorge Añez, a quienes les encargaban melodías de todos los países y de los géneros más disímiles, y todo lo cantaron con gusto y emoción.
Presentamos al trío Borinquen que fue una de las primeras aventuras fonográficas de Rafael Hernández, su director, y que para efectos de la música Dominicana cambiaban su denominación por trío Quisqueya. Por cierto que es dominicana de un autor de excelsa tradición en ese país el tema Ansias Locas, que equivocadamente se anuncia con frecuencia como colombiano.
Dos duetos mixtos de aquellos que hicieron historia en la década del 30 y 40 se hacen presentes con sendos temas que nunca antes habían sido incluidos en disco de larga duración, auténticas joyas para los coleccionistas. Luis Alvarez acompaña a la Cueto y nada tiene que envidiar este tema a Sombras y otros que hicieron la fama de esta pareja. Luis Alvarez vive en Los Angeles y va a gozar de lo lindo escuchándose de nuevo. Blanca Ascensio, la compañera de Mejía, murió muy joven en 1934 o 1935 y fue parte de aquel célebre trío mexicano de Garnica Ascensio.
Están Valente y Cáceres, naturalmente, con otro de esos números que solemos rescatar de un repertorio aodorado por los coleccionistas. De histórica resonancia fueron también el peruano Juan Ernesto Peronet y el ecuatoriano Carlos Izurieta y poco conocido y casi inhallable su versión de Dolores. Y poco sabemos de Velázquez y Pichardo como no sea que su primera voz, Manuel Velázquez fue un peruano que canto y grabó el repertorio gardeliano en los últimos años. En cuanto a Los Trovadores Tamaulipecos vuelven a Preludio con Barcelata y otro de sus tangos " a los mexicanos".
Aunque, como las de Álvarez y Cueto y Mejía y Ascensio, el Cuatro Preguntas de Moriche y Patiño lo hubiéramos querido en uno de la serie Nostalgias Musicales, hemos cedido a la presión de nuestros amigos. Este disco parece que fue el que recogió el segundo registro del clásico bambuco. El primero lo hicieron en sistema acústico Wills y Escobar en 1918, éste fue grabado exactamente el 4 de noviembre de 1927 y cinco días después hacían el Cuatro Respuestas, según los papeles que logró localizar Leonel Villegas, ya con sistema eléctrico, si bien se siguió anunciando como acústico por muchos años debido a circunstancias comerciales.
Finalmente destacamos la presencia de dos voces totalmente diferentes pero que gustan a amplios sectores de amigos de la música de antaño: el barítono Juan Pulido con un célebre pasillo ecuatoriano y el gran compositor colombiano José Barros haciendo una de sus clásicas páginas románticas que en su momento fueron resonante éxito en toda las cantinas del país y fueron forjando su leyenda.
Es un recorrido por viejos caminos musicales integrarse a esta selección que con seguridad emocional al Pisco González y a los vendedores de Las Flechas de Oro, y complacerá a los esposos Escobar Vélez los de El Rincón de Antaño, el amable tertuliadero del barrio Belén de Medellín, y a Armando Villamizar, y a la Esquinita de Pinto en Bucaramanga donde compartirá emociones con la Ronca de Plata y en Caldas donde "El Kaiser" Guillermo L. Hernández. Todo un monumento al romanticismo musical.
Hernán Restrepo Duque

Nota Especialísima
La carátula de este disco, que evoca el Medellín de principios de siglo, y el Parque de Berrío de entonces es una obra pictórica de César Rendón Visco, artista antioqueño que además de pintor es un acucioso coleccionista y destacó en su momento como intérprete.


LO MAXIMO EN MUSICA ANTAÑONA - Vol. 27
Editorial Preludio
Medellín - Colombia
1986
01. Alcides Briceño y Jorge Añez - OJOS NEGROS (Dos Negros Fascinerosos) - Gonzalo Fernández
02. Trío Borinquen (Alfonso Mesa, Salvador Ithiers con la Guitarra de Rafael Hernández - ANSIAS LOCAS - M. Troncoso
03. Velásquez y Pichardo - LA TRISTEZA ESTA EN MI - M. Coello N. F. Paredes Herrera
04. Juan Pulido - ESCUCHA - F. Paredes Herrera
05. Margarita Cueto y Luis Alvarez - VIENTO, CIELO Y MAR - F. Paredes Herrera
06. José Barros y su conjunto - FALSO JURAMENTO - José Barros
07. Blanca Asencio y Carlos Mejía - CAMINITO DE LA SIERRA - Manuel Iglesias, Joaquín Pardiné
08. Alcides Briceño y Jorge Añez con la orquesta Columbia - PESIMISMO - Guillermo Bustamante, F. Paredes Herrera
09. Los Trovadores Tamaulipecos - FLOR DE FUEGO - Lorenzo Barcelata
10. José Moriche y Arturo Patiño - CUATRO PREGUNTAS - Eduardo López, Pedro Morales P.
11. Juan Ernesto Peronet y Carlos Izurieta - DOLORES - D. P.
12. Luis Valente y Miguel Cáceres - TU ERES LA INGRATA - Montbrun Ocampo, Videla Flores
Descargar

Aporte de Maximino Toñanez enviado por César Fabio Tabares Hernández 

No hay comentarios: