domingo, 24 de julio de 2016

Zamba Quipildor - ZAMBA PARA EL MUNDO


Zamba Quipildor
ZAMBA PARA EL MUNDO

Al rastrear el origen de nuestra música tradicional, nos encontramos que no todos los estudiosos se ponen de acuerdo para determinar con claridad su procedencia, como tampoco coinciden respecto de los caminos que la acercaron a nuestro suelo. No obstante; existen expresiones musicales que creadas en otros lugares del continente, según la mayoría, alcanzaron aquí plenitud de belleza, sugestivo ritmo y caminos indispensables para su mensaje, como si la riqueza telúrica que las contagió de argentinidad, hubiese influido en ellas, para otorgarles la maravillosa armonía que las hace inigualables. Entre ellas está, incuestionablemente, la ZAMBA. Esta danza, consustanciada fundamentalmente con el Norte Argentino, sintetiza en la ceremoniosa cadencia de su ritmo y en la poesía que acepta y que jerarquiza su música, todas las facetas del paisaje, de la historia y de la tradición que se funden en el crisol encantado de los valles, las quebradas, los ríos, los cerros y los montes del escenario que inmortalizaron los Gauchos de Güemes, aquellos que asombraron y admiraron, con ejemplos de coraje y ansiedad de libertad, a sus propios adversarios.
Estos atributos, no es vanidad decirlo, se dieron precisamente en esta tierra, para que esta imponderable expresión musical, alcanzara la jerarquía que la caracteriza. La ZAMBA es en sí, un sentimiento que canta, una manera de exteriorizar lo que se lleva dentro y no es posible callar, una manera de manifestar también, con la galanura que le es propia, la pasión amorosa que transmite su música y que expresan los pañuelos, cada vez que se la danza. No queda duda alguna entonces, de que la ZAMBA encontró aquí, en nuestro suelo, el ámbito propicio que abrazándola al misterio de la tierra, le dio la preeminencia que la distingue 'entre todas las danzas conocidas.
El anhelo de llevar al disco, con carácter exclusivo, a tan importante medio musical de nuestro arte nativo, máxime pretendiendo con ello además acortar distancias por los brazos tendidos de todos los caminos del mundo, exigía, como es fácil comprender, la elección acertada de un intérprete que, sintiéndola cantar dentro de sí, contara con la facultad natural de transmitirla con emotiva sensibilidad. Y el intérprete emergió espontáneo casi: ZAMBA QUIPILDOR. Quién mejor que él, norteño ciento por ciento, podría expresar con auténtica fidelidad el decir salteño de los temas especialmente seleccionados para la emisión de este disco.
ZAMBA QUIPILDOR une a la magia telúrica de su voz, la bohemia compañera e imprescindible del artista que busca llegar a todos los pueblos, por los caminos del canto. Y es él, en consecuencia, como esta placa impresa lo confirma, él, que lleva ZAMBA hasta en su nombre artístico, una simbólica mano tendida fraternalmente, en actitud de acercamiento, invitando a escuchar en su voz argentina y en su guitarra criolla: "ZAMBAS PARA EL MUNDO';, virtud que se afirma más y más a su terruño norteño, cada,vez que nos dice: .

Me gusta andar por mi Salta
bebiendo coplas que canta el viento,
para gustarlas sólo hace falta
darles cabida en el sentimiento.
Por los caminos, ganando amigos,
suelto mi orgullo de guitarrero
y coca y vino que andan conmigo
dicen en coplas lo que más quiero.
MI poncho rojo cobija sueños
que brillan puros cada mañana
y en el misterio del sol salteño
encuentro versos que se hacen ZAMBA.


Zamba Quipildor
ZAMBA PARA EL MUNDO
Diapasón PART-01

01. CARPAS DE SALTA-zamba-Juan José Solá
02. LA ARENOSA-cueca-Cuchi Leguizamón, M. Castilla
03. CHAYA BORRACHA-chaya-H. Aguirre, J. Pantaleón
04. LA CANDELARIA-zamba-Eduardo Falú, Jaime Dávalos
05. DE GUARDIA EN EL CARNAVAL-bailecito-H. Aguirre, J. Pantaleón
06. LA LOPEZ PEREYRA- zamba-A. Cresceri
07. RECUERDOS SALTEÑOS-zamba-Marcos Tames
08. VOLVER EN VINO-retumbo-H. Guarany
09. SERENATA OTOÑAL-canción-J. Gallardo, H. Aguirre
10. MENSAJE-aire de triunfo-Napoleón Sánchez
11. NOCHE DEL PESCADOR-zamba-Hnos. Gutierrez, J. Ríos
12. LA CARPA DE DON JAIME-zamba-Hnos. Gutierrez, J. Ríos

Descargar

Aporte de Horacio Cortés

No hay comentarios: