domingo, 28 de diciembre de 2014

Ernesto Bitetti y la Orquesta Sinfónica de la Radio Televisión Española - 1975

Ernesto Bitetti
Orquesta Sinfónica de la Radio Televisión Española


CRISTOBAL HALFFTER: Partita para guitarra y orquesta.

A muchos sorprenderá la aparición de esta "Partita", en la que Cristóbal Halffter suena de modo tan clásico e inhabitual. Todo tiene, sin embargo, explicación. La "Partita" nació, por instigación del gran violoncellista Gaspar Cassadó, durante los años 1957-58. Apuntaba, a la sazón, la evolución del entonces jovencísimo compositor, pues ya había estrenado el "Cuarteto" (1955), los "Movimientos para cuerda y timbal" (1956) y la "Introducción, fuga y final", para piano (1957). En los comienzos de su carrera, desde su misma infancia podríamos decir, Cristóbal Halffter sintió extraordinaria admiración por las formas y expresiones del barroco y el Renacimiento. No es de extrañar que cuando Cassadó le solicita una partitura, basada en un material procedente de códices italianos para laúd del siglo XVI, el músico ceda. Por otra parte, Cassadó influyó notablemente en aquellas obras que encargara. Sus solicitudes al compositor eran constantes y frecuentes sus sugerencias y atisbos. De ahí nació una "partita" radicalmente renacentista por la temática, y barroca por el tratamiento. Halffter escribió bien, con nobleza de estilo y fluida continuidad -condiciones que perdurarán en toda su obra hasta la más avanzada- Pero aquellos pentágramas, neoclásicos sin rebozo ni disimulo, quedaban, por fuerza, a un lado del caminar evolutivo del compositor y hasta pudieron servirle como "punto de reposo" antes de romper de manera definitiva con toda tentación preteritista.

Cabe preguntarse, por otra parte, si un creador no tiene pleno derecho a transitar, cuando le plazca, por caminos transversales; a darse una vuelta por las "bocacalles", siempre que regrese al camino real para proseguir la andadura que le define y cualifica. En la historia de la música son frecuentes estas "escapadas", suerte de "canas al aire". en el terreno de lo artístico, cuya aceptación depende, sobre todo, de la dosis de belleza que encierren. En el caso de la "partita", el atractivo de las ideas y
su desarrollo es evidente a lo largo de los tres tiempos:
"Preludio a la madrigalesca", "Fiamenga" y "Ciaccona"

Gusta Cristóbal Halffter de no negar paternidad a ninguna de sus obras, desde la primera hasta la última, desde la más importante a la más intrascendente, a diferencia de otros autores que, a veces periódicamente, abjuran de un número de ellas o las ocultan tras un seudónimo en actitud que tiene algo de vergonzante. Así, en 1973, cuando Halffter es auténtico triunfador internacional en la línea de vanguardia, da nueva vida a la "Partita" transmutando el violoncello solista por la guitarra. Cosa lógica, al fin y al cabo, si tenemos en cuenta el origen laudístico del material base. El resultado supone una nueva contribución española al peculiar mundo de la guitarra, servido por el mismo compositor, desde la máxima audacia, en el "Cadex", para guitarra sola, de 1963. Es seguro que la nueva vida de la "Partita" que se inicia con la presente grabación, será bríllante y de efectiva utilidad. Creo que es lo que han pretendido, sin mayores preocupaciones, Cristóbal Halffter y Ernesto Bitetti.

ISAAC ALBENIZ: «Asturias», «Mallorca» (instrumentación de F. Moreno T orroba) .
FEDERICO MORENO TORROBA: "Sonatina", para guitarra y orquesta.

Aunque la actividad compositiva de Federico Moreno Tarroba (Madrid, 1891) abarca casi todos los géneros, su personalidad se impuso y perdura, de modo especial, en dos aspectos: el teatro lírico y la guitarra. Su ópera "La Virgen de Mayo" fue estrenada en el Teatro Real el año 1925. Sus zarzuelas son innumerables, pero entre ellas pueden citarse títulos que han pasado a la historia del género como "clásicos". Basta recordar "La mesonera de Tordesillas", "Luisa Fernanda", "La Marchenera", "La Caramba", "Monte Carmelo" o "La ilustre moza"

La aportación de Moreno Torroba a la guitarra es cuantiosa: "Fandanguillo", "Danza", "Arada", "Madroños", "Tres piezas características", "Concierto de Castilla", con orquesta, "Nocturnos", para guitarra y orquesta, "Siete piezas para dos guitarras", "Serenata burlesca", "Homenaje a la Seguidilla", "Aires de la Mancha" y la celebérrima "Sonatina", en tres tiempos. Originariamente escrita para guitarra sola, hace unos años que el compositor preparó una refinada instrumentación. El instrumento solista no pierde protagonismo y se ve realzado por el cortejo orquestal, que, a modo de panorama sonoro, añade nuevas perspectivas.

Siempre fue Moreno Torroba un músico casticista -sobre el casticismo versó precisamente su discurso de ingreso en la Real Academia de Bellas Artes, el año 1930-. Compositor dotado, amigo de un lenguaje natural, acentuadamente español, sin servilismo al dato folklórico ni preocupaciones trascendentalistas, la textura de la música de Torroba es siempre diáfana. Sus ideas se cresentan plenas de garbo personal y popular en el más amplio sentido del término. Inspiración castiza y orden clásico se combinan en la "Sonatina", pieza de batalla. de todos los guitarristas y a la que Bitetti otorga especiales matices: gracia medida y serenidad espontánea.

Ha preparado para la presente grabación, Federico Moreno Torroba, dos versiones para guitarra y orquesta de páginas de Albéniz: "Asturias" y "Mallorca", de la "Suite Española". Es conocido lo problemático del título de la primera obra, ya que el gran compositor español la presentó sucesivamente bajo los nombres de "Preludio", "Leyenda", y finalmente, "Asturias". Las partes extremas evocan el puntear guitarrístico, en tanto la central deja cantar una copla de evidente fuerza evocativa pero no menos evidente inconcreción local. "Mallorca" es una balada a cuyo suave ritmo puede recordarse la denominada (antes de la civilización turística) "isla de la calma". El respeto de Moreno Torroba hacia los originales albenicianos ha sido total. Ha acentuado la expresión al trasladarla del piano a la guitarra, con un leve acompañamiento orquestal, pero cuidó mucho de no modificarla en absoluto.

ERNESTO BITETTI.-Hace unos años me hablaron de un guitarrista joven, nacido en Rosario y, al parecer, llamado a una gran carrera. Poco después conocía a ese muchacho sencillo, afable y dotado de esa rara seguridad propia de los elegidos. No utilizaba el "yo" ni explicaba con detenimiento sus triunfos, aunque los había tenido y muy destacados. Luego escuché a Ernesto Bitetti, encariñado siempre con España y lo español. Si su técnica era buena y bella, lo más importante estaba en la sensibilidad musical que presidía las versiones. Sentí que me hallaba ante un artista "distinto" cuya personalidad se haría escuchar con atención hasta imponerse en medio del respeto y la admiración. Artistas estimables, meritorios hasta el extremo, suelen darse con cierta frecuencia. Es más raro advertir en alguno de ellos ese "toque" diferencial, ese talento propio e inconfundible que acusaba Bitetti desde el principio y que, pasados unos años, no ha hecho sino perfilarse y crecer en madurez. Bitetti es hoy ya un "nombre". Quiere decirse que las siete letras de su apellido simbolizan con claridad un contenido hecho a partes iguales de valores artísticos y humanos. Artista,  hombrey estilo se interfieren a la hora del rigor -como en el "Concierto de Castelnuovo" y a la de la poesía -como en el "Concierto de Aranjuez"-; antes las "diferencias" de Narváez, las "Fantasías" de Mudarra o el garbo castizo de Gaspar Sanz. Será inútil enumerar ciudades europeas o americanas que registraron los triunfos de Bitetti. Tanto dato, por importante que sea, parece cosa de principiantes o inseguros. Bitetti es un guitarrista internacional.
Puede demostrarlo su biografía, que podría aseverarse ante los rasgos inequívocos de su talento musical o al escuchar la calidad del sonido de su guitarra.

ENRIQUE GARCIA ASENSIO. A los treinta y seis años, Enrique García Asensio ocupa un puesto destacado en el campo de la dirección española, con notable proyección exterior. Violinista, formado en Madrid, siguió después los cursos de dirección de Sergio Celibidache en Italia.
Ganó el concurso de la R. A. I. y. posteriormente. el "Mitropoulos" de Nueva York. Titular de la Orquesta Municipal de Valencia. pasó más tarde a dirigir de manera estable la Sinfónica de Radio-Televisión Española, puesto que obtuvo en reñida oposición. Hace tres años, también por oposición, alcanzó la Cátedra de Dirección del Conservatorio madrileño. Ha dirigido todas las orquestas españolas y muchas de Francia, Portugal, Italia, Checoslovaquia, Rumanía, Estados Unidos y América española.
Cuenta con una importante discografía. Al lado de las obras de repertorio, García Asensio se ha destacado como conductor de música contemporánea de todas las estéticas. Su nombre figura en importantes festivales internacionales (Santander, Barcelona, Sociedad Internacional de Música Contemporánea. de América y España, Festival de la Opera, etc.).

ORQUESTA DE RTV. ESPAÑOLA. Creada en 1965. la Sinfónica de nuestra RTV ha madurado en pocos años hasta lograr un prestigio nacional e internacional. Sus actuaciones en toda España, así como sus "tournées" por Francia, Estados Unidos e Hispanoamérica, han supuesto una cadena ininterrumpida de éxitos. Formación de ánimo juvenil y transparente sonoridad, el trabajo desplegado con ella por sus directores titulares -Enrique García Asensio y Odón Alonso-, así como los maestros invitados -Celibidache, Markevitch, Maazel, etc.-, ha redundado en perfección y flexibilidad justamente admiradas. La Orquesta Sinfónica de RTV Española cuenta ya con una creciente e importante discografía.

ENRIQUE FRANCO


ERNESTO BITETTI
guitarra Fleta (cuerdas Aranjuez)
HH SE 1013
1975

01-Cristóbal Halffter
PARTITA PARA GUITARRA Y ORQUESTA
    I   Preludio a la madrigalesca
    II  Fiamenga-Courante
    III Claccona

02. Isaac Albeniz
ASTURIAS (Preludio)
MALLORCA (Barcarola)
Arreglos para guitarra y orquesta de F. Moreno Torroba

03. Federico Moreno Torroba
SONATINA PARA GUITARRA Y ORQUESTA
    I   Allegro
    II  Andante
    III Allegro

Orquesta Sinfónica de la Radio Televisión Española
Director: ENRIQUE GARCIA ASENSIO


Descargar

Aporte de Daniel Urcelay

No hay comentarios: