domingo, 1 de enero de 2017

Los de Salta - LOS QUINCE AÑOS


HACIENDO HISTORIA...
¿Son de Salta Los de Salta? En alma y espíritu si. En nacimiento, por azares diversos, no todos han nacido en la tierra de Güemes. Pero, con ese magnífico poder aquerenciador que tiene el suelo de "la patria gaucha", se sienten profundamente salteños, sobre todo porque los que por circunstancias casuales no son de nacimiento, llegaron desde tan pequeños a ese suelo que lo hicieron definitivamente suyo, como una planta hace suyo el suelo en el cual, transplantada en el primer brote, prospera y se agranda.
Digamos, ante todo -aunque ya es bien conocido- que LOS DE SALTA están integrados por José Miguel Berríos, Miguel Arnaldo Ramos, Mariano Antonio Vaca y Enrique Ibarra; este último pasó a formar parte del conjunto cuando se desvinculó Luis Gualter Menú.
La historia artística de LOS DE SALTA es muy hermosa. Tendrián alrededor de 16 y 17 años, cuando ya los dirigía el Dr. Saravia Toledo, profundo conocedor de esas cosas, que se interesó espontáneamente por el conjunto que entonces todavía se denominaba “Los Arrieros”. Al descompaginarse, más tarde, por distintas circunstancias el cuarteto, quedó la base integrada por Miguel Arando Ramos y Luis Gualter Menú. Saravia Toledo los iba a presentar en el mes de diciembre de 1958 en la Casa de la Cultura de Salta, en la que debían debutar. El conjunto todavía no tenía un nombre establecido. Vinieron entonces los reporteros del diario “El Intransigente”. Había que bautizar al conjunto. Saravia Toledo les propuso, para elegir, alrededor de sesenta nombres. El director de la radio, Raúl Aráoz Anzoátegui, gran poeta y amigo, sugirió el nombre de “LOS DE SALTA”. Y lo explicaba diciendo: “Yo estuve en Córdoba, en Buenos Aires, en Tucumán, en otras partes, siempre en reuniones de jóvenes estudiantes que tocaban el bombo o la guitarra y la gente que estaba escuchando decía: “Fíjense, están cantando los de Salta”. Pongámosle al conjunto “LOS DE SALTA”. A ellos no les caía bien el nombre, rítmicamente, al oído. El Doctor Saravia Toledo les trajo, para elegir, un gran número de nombres: “Los cantores del alba”, “Los hijos del sol”, “Los duendes”... Estaban seleccionando –ya eran las tres de la mañana-; en Radio Nacional de Salta debían debutar el 7 de diciembre a las 19:30. Era el día 5 y había que hacer un articulo para salir el 7 en “El Intransigente”. El reportero les preguntó cuál era el nombre elegido. Empezaron a seleccionar. Barajaron otros nombres propuestos: “El crestón”( así se llama un cerro salteño), “Los campeadores del Pasaje” (aludiendo al río y a los gauchos que salen a campear o arriar la hacienda). Por fin se seleccionaron dos nombres: “Los cantores del alba” y “Los de Salta”.Luis Walter Menú había estudiado durante seis años dibujo en la Escuela de Bellas Artes y quiso ver la impresión que daba, estéticamente, el nombre escrito. Le pidió, pues a Araóz Anzoátegui, que se los diera escrito a máquina para ver qué sensación causaba. Le impresionó bien “Los de Salta”, por la distribución de sus letras. Y al final se decidieron todos por el nombre, que los ubica perfectamente y les parecía original.
¿Cómo se conectaron con el Doctor Saravia Toledo? Eso también es una anécdota que vale la pena conocer. Entonces eran “Los Arrieros” y actuaban en la confitería “City Bar” (calle España y Mitre, de Salta). El conjunto lo formaban Luis Chalabe, Miguel Arnaldo Ramos, Luis R Luis Rodríguez y Luis Gualter Menú. Era el intervalo y habían bajado a tomar algo cuando se les arrimó un señor de apariencia aristocrática (que les recordaba a Lucio V. Mansilla) y lo primero que les dijo fue:-Caramba, ¿cómo ustedes están cantando música folklórica con esas bombachas brillantes?. Eso no puede ser.-Menú, un poco molesto, como todo muchacho demasiado joven, le dijo con insolencia: Bueno, ¿y usted quien es?-Yo soy Saravia Toledo, respondió.-¡Ah! ¿Usted es el director de “Los Chalchaleros”?. Pero, ¡encantado!.-Miren, mis amigos –siguió diciéndoles-, no actúen con ese indumento. Empleen el indumento verdadero del gaucho salteño.-Mire Doctor –le dijeron-, nosotros no tenemos quién nos incline, quién nos dé la verdad de las cosas. ¿Por qué usted no nos ayuda un poco?-Encantado –dijo el Doctor José Antonio Saravia Toledo-. En mis horas libres yo puedo organizarlos.
Delgadito, buen mozo, de bigote, muy desenvuelto, simpatiquisimo, verdadera autoridad en materia folklórica, centro obligado de todas reuniones, sin que se lo proponga, profesor, secretario de la Corte de Justicia de Salta, hombre amplio, Saravia Toledo los tomó a su cargo. Debutaron con la “López Pereyra”, “Tú, que puedes, vuélvete”, “La compañera”, “Capricho del río”, “Vidala del angelito”, y por fin a pedido del público, la “Zamba del guitarrero”. Se presentaron en traje de calle, saco blanco, pantalón azul y moñito. Era la iniciación. Aún salían de paisanos.
LEON BENAROS –Revista Folklore.-
.
LOS DE SALTA - CANTO SINGULAR
Hace ya quince años, cuatro changos salteños deciden trenzar sus voces en un conjunto en el que buscan lentamente y en largos ensayos, que suene como una sola, una sola voz de cuatro ramales, una sola voz tupida, parejita como lazo de Caraguatá, dondelos tientos, cada uno tienen la responsabilidad de la cuarta. Pasan los años, las voces insisten aún en ese ajuste pero aún se distinguen cada una por su lado. Hay un color, un matiz característico, algo imponderable que las individualiza, una tonalidad diferencial a la que en vano se quiere hacer desaparecer en el conjunto. Es que el canto es un rasgo testimonial del hombre, y en nuestro pago hay una agónica búsqueda de singularidad en el que canta, después de haberse confundido en la embriaguez del canto común, colectivo, amontonao en la carpa o el boliche, la parranda o la cachar paya, cuando el cantor vuelve solo bamboleándose sobre su caballo y oyendo el marchao sobre el camino se despena el alma cantándose para él, sus miedos, sus muertos, para amanecer desde adentro al nuevo día.Ahora los changos se desatan, se quieren oír cada uno, sin dejar de apottarse en el conjunto; oírse tanto como para recibir mejor el eco y reconocerse en él. Vuelven a la expresión tradicional, singularizándose; y Ramos se manda un aire de cueca con el Canto del Agua, Se presenta, se aclara así y para los demás quién es él en él; Vaca "el coya", como ellos le dicen, se abre volviendo del montón, en una vidala de Martín Miguel para el "loco" Arturón, el hermano mayor: Berríos, luce clara y albeando su voz cariñosa y romántica de "gallo enamorao" y trasnochador y "el petiso" Ibarra con barroso tono a raz mesopotámico de los esteros gargariza una guarania temblante de barrosa sensualidad.Así se definen...a quince años de andar cantando juntos se dejan caer en la tentación tradicional de singularizar su voz y su canto.Paro la oreja y los oigo crecer con el pueblo y desde el pueblo hacia un promisorio amanecer.Zárate, 25 de octubre de 1973.
Jaime Dávalos
.
MIGUEL ARNOLDO RAMOS
Oriundo de la misma ciudad de Salta, nació el 20 de enero de 1941 en la calle Lujuy 524. Es el "benjamín" del conjunto.
.
JOSE MIGUEL BERRIOS
Nació el 3 de junio de 1937, en la calle Caracoles 208 de la provincia de Antofagasra (Chile), de padre y madre chilenos, pero desde los 3 años vivió y se crió en la ciudad de Salta.
.
MARIANO ANTONIO VACA
Nació en la ciudad de Salta el 4 de mayo de 1939, en la calle Gorriti 492; de origen humilde fue hachero y camionero en su juventud.
.
ENRIQUE IBARRA:
nació el 15 de mayo de 1937 en la capital de la provincia y durante más de diez años jugó al basket llegando a integrar el seleccionado de la provincia.
.
Los de Salta
LOS QUINCE AÑOS
Microfón SE-470
1973

01. ZAMBA DEL TIEMPO VERDE - Zamba (Arturo Dávalos)
02. DOS QUE SE AMAN - Vals (Antonio Tormo)
03. SUFRIRE CUANDO TE VAYAS - Canción (Tomás Callóros, José M. Berríos) Solista: José M. Berríos
04. ZAMBA DE ANTA - Zamba (Gustavo Leguizamón. César Perdiguero. Manuel J. Castilla)
05. VIDALA PARA ARTURO - Vida la (Martín Dávalos) Solista: Mariano A. Vaca
06. ANSIEDAD - Vals (José Enrique Saravia)
07. TU ERES LA TIERRA - Serenata (Jaime Dávalos, Eduardo Falú)
08. ROMANCE PARA MI NIÑO - Aire Puneño (Robustiano Figueroa Reyes. Luis M. Cosenza)09. CANTO DEL AGUA - Cueca (Armando Tejada Gómez, Enrique Ibarra) Solista: Miguel Ramos
10. EL SECLANTEÑO - Vidala (Ariel Petrocelli)
11. RUEGO Y CAMINO - Guarania (Agustín Barboza) Solista: E. Ibarra
12. CUANDO SE DICE ADIOS - Zamba (Jaime Dávalos, Eduardo Falú)
.

No hay comentarios: