martes, 24 de febrero de 2015

LO MAXIMO EN MUSICA ANTAÑONA - Vol. 17

LO MAXIMO EN MUSICA ANTAÑONA - Vol. 17

Aunque siempre, en estos aplaudidos discos de "MUSICA ANTAÑONA" hemos procurado recoger grabaciones musicales del Ecuador, de esos melancólicos aires que tanto han impresionado a los colombianos, este decidimos entregarlo todo con temas del hermano país sureño, con la seguridad de que nuestra intención va a ser aplaudida exitosamente.
Porque son auténticas joyas discográficas la que hemos conjuntado en este disco. Verdaderos disco de colección casi imposibles de adquirir en el mercado corriente por cuantos fueron grabados en antigua pastas de las de 78 r.p.m., casi siempre en estudios precarios o en épocas cuando no habían llegado importantes conquistas técnicas a dar la calidad deseada.
Realizaciones que se llevaron a efecto en Nueva York por allá por los años 30, cuando viajaron los integrantes del dueto Ecuador, que aquí están presentes desde luego, como también en una interpretación de Enrique Ibáñez Mora, " La Divina Canción" legendaria, que anduvo por los arrabales de Guayaquil hasta cuando fue recogida y vestida de limpio por el músicos Safadi y el poeta Maquillón Orellana.
Un disco que puede considerarse mitológico. Y dos versiones de "nuestros" Briceño y Añez a quienes por muchos años se les encargó el estreno fonográfico de páginas antológicas del cancionero sureño.
Aunque ni Briceño y Añez ni Briceño y Añez ni Valente y Cáceres son hoy debidamente reconocidos, y algunos críticos consideran que les faltó a sus versiones el toque de autenticidad que hoy se exige, Colombia los sigue aplaudiendo a rabiar, los coleccionistas persiguen insistentemente su grabaciones y recobrarlas es en todo caso acercarse a versiones de gran valor musical que ofrecen en muchos casos la novedad de las verdaderas letras originales.
Están también "Los Riobambeños" los Hermanos Rubén y Plutarco, que fueron apoyados por una empresa antioqueña para sus grabaciones realizadas en la Habana y que hoy son casi desconocida del todo en el Ecuador pese a que de ellas si no puede alegarse que falten a la tradición y al acento. En el tema aquellos cantan reconocerán aquel "Corazón Quiteño", que los antioqueño Ospina y Martínez impusieron sin credito autoral y que fue bautizado inicialmente a juzgar por la etiqueta como " Ay de mí". Las grabaciones de "Los Riobambeños" son de finales de los años 30 y de principios de los 40 como las de Valente y Cáceres. Y un poco posteriores las que recrean aquellos años de gloria de la Orquesta Austral y de los Nativos Andinos, el cuarteto de guitarra que dirigía Marco Tulio Hidrovo y que integraban además Bolívar Ortiz, Carlos Carrillo y Gonzalo de Veintenilla.
Años que se identifican con el nacimiento de duetos históricos como el de Benítez y Valencia, de intérpretes de la calidad de Héctor Haro, de las Hermanas Mendoza - las Suasti y las Sangurina- y con él nos nacimiento de páginas antológicas de la categoría de "Romance de mi Destino" y de "Canelazo" y de "Chorritos de Luz" que hallarán aquí en sus primeras grabaciones y con el sentimiento y la emoción de sus auténticos creadores.
Intuimos también una belleza de versión del cantor mexicano Guty Cárdenas de un pasillo de Rosario Sansores, la gran poetisa mexicana que hizo los versos de "Sombras" y el malogrado maestro Villacres y una página casi desconocida del "Potolo" Valencia a dúo con su hermana.
Una ventana que asoma al pasado feliz de una música enamorada, sentimental y grata que no puede olvidarse de ninguna manera y que ha sido posible confeccionar merced a la colaboración de esos amigos maravillosos que haya nos brindan su apoyo, como Carlos Romero Rodas el infatigable CARR de radio Cristal de Guayaquil y su Hermano Eduardo su feliz representante en Quito. Al ingeniero Alejandro Pro Meneses, ese acucioso coleccionista quiteño. A Hugo Delgado Cepeda sin lugar a dudas el más meticuloso y valioso investigador de la música popular del Ecuador. A Carlos Wong, de Guayaquil también, and Radio Libertador de Quito, y a su valioso archivo sonoro. A tantas gentes lindas que nos han hecho vivir días increíbles en esa tierra de canciones bellas. A todos ellos, y desde luego a los que aquí van a gozar recreándose en algo que ni se imaginaban, Guillermo León Hernández, Gustavo Escobar Vélez, Gustavo Pérez, Jorge Páez, los Hermanos Ignacio, Alonso y Bernardo Rendón, lo estamos dedicando jubilosamente.
Hernán Restrepo Duque




LO MAXIMO EN MUSICA ANTAÑONA - Vol. 17
Preludio
Medellín - Colombia
1984

01. Benitez y Ortiz con Los Nativos Andinos - ROMANCE DE MI DESTINO - Abel Romeo Castillo, Gonzalo Vera Santos 
02. Enrique Ibáñez Mora con acompañamiento de piano - LA DIVINA CANCION - C. Maquilón Orellana, Nicasio Safadi
03. Alcides Briceño y Jorge Añez - FERIA DE LOS CORAZONES - F. Paredes Herrera
04. Guty Cárdenas - CUANDO TU ME QUERIAS - Rosario Sansores,F. Villacres Falconi
05. Valente, Cáceres y Francés - TE QUIERO BESAR - L. Parra Todo, F. Paredes Herrera
06. Hermanas Mendoza Suasti con Orquesta Austral-Cuenca - QUE SERA DE MI VIDA - Gonzalo Vera Santos
07. Hermanos Valencia - EL TESTAMENTO DEL INDIO - Luis A. Sampedro
08. Haro y Ortíz con Los Nativos Andinos - CANELAZO - Gerardo Arias
09. Auquilla, Ramírez con Orquesta Austral-Cuenca - CHORRITOS DE LUZ - A. Cuesta, R. Carpio
10. Benitez y Valencia con Orquesta Austral-Cuenca - SABOR DE LAGRIMAS - César Andrade y Cordero
11. Alcides Briceño y Jorge Añez - GLACIAL MELANCOLIA - Jóse I. Canelos
12. Dueto Ecuador: Ibáñez-Safadi - PESIMISMO - G. Bustamante, F. Paredes H.
13. Benitez y Ortiz con Los Nativos Andinos - PUÑALES - Ulpiano Benítez
14. Rubén y Plutarco Uquillas "Los Riobambeños" - CORAZON HERIDO (Corazón Quiteño) - Rubén Uquillas

Descargar

Aporte de Maximino Toñánez enviado por cesar Fabio Tabares Hernández

No hay comentarios: