martes, 24 de febrero de 2015

LO MAXIMO EN MUSICA ANTAÑONA - Vol. 12

LO MAXIMO EN MUSICA ANTAÑONA Vol. 12

Distingue a estos discos de la colección de MUSICA ANTAÑONA, cuyo volumen número 12 estamos presentando, un contenido de viejas melodías muy populares hace años, especialmente en lugares humildes y bohemio. En viejas cantinas de barrio, primero desde las victrolas, después desde las radiolas, y aún muchos de estos discos, que sonaban a 78 RPM y estaban impresos en una pasta gruesa, negra, muy fácil de romperse y que tenían rápido desgaste por efecto de las púas o agujas de acero, y llegaron a la época de las rocolas o pianos o belloneras. En antiguas estaciones de ferrocarril. En fondas camineras.
Las nuevas modas, los modernos sistemas de grabación, el advenimiento de voces jóvenes y renovadoras los fueron arrumbando y convirtiendo en trasto inútil. Pero siempre despertaron el interés de gentes románticas que buscaron su presencia en viejos archivos y mantuvieron su vigencia en reuniones que a veces llegaron a tener formal del rito.
Y aquí están, de nuevo con ustedes, reproducidas en la mejor forma posible y aunque inevitables en algunos la abundancia de ruido de púa o de muy audibles defectos de grabación, evocan nombres y tiempos lejanos y queridos. A Ospina y Martínez, un dueto que dominó el ambiente bohemio de Medellín en la década del 40 y se desintegró en 1944. Estaba compuesto por Manuel Ospina y Samuel Martínez y realizaron todas sus grabaciones, unas 40, en la capital antioqueña en precarios estudios, bajo la dirección de Don Félix Bedout y Hernando Tellez Blanco. Nada tuvieron que ver con ellos, aunque grabaron que por los mimos días y en los mismos estudios, Ospina y Peláez, procedentes de la ciudad de Pereira y de muy corta vida por muerte de uno de sus integrantes. En Medellín grabaron también por esos tiempos, Plutarco Uquillas, ecuatoriano, y Alfredo Pérez.
Los Cerrillanos y Víctor Acosta grababan en Chile, por mandato de productores colombianos. En la barriada neoyorquina de Camden Luis Valente y Miguel Cáceres, desaparecidos del disco en extrañas circunstancias y a quienes escuchamos en la tonada compuesta por Paredes Herrera para el popular pasillo de Julio Flores "Mis flores negras". Juan Rodríguez era rioplatense, anduvo mezclado con payadores y parece que el mismo lo fue aunque emigró a tierras norteñas y fue olvidado en el ambiente. Velásquez y Pichardo eran peruanos y el primero, Manuel, destacó también como cantor de tangos. De Lorenzo Barcelata se sabe mucho. Fue uno de los grandes del cine mexicano y uno de los más notables compositores de su país y el " Tú ya no soplas" hizo época en el mundo cancionero de los años 30 y finalmente tenemos una espléndida y poco difundida grabación de aquellos inmortales Briceño y Añez que tan vasta labor hicieron en la fonografía antañona.
Otra vez el recuerdo, y la nostalgia, y la amable remembranza de los cariños idos y de las horas perdidas en románticos amaneceres. Otra vez lo antañón auténtico y feliz en su retorno
HERNAN RESTREPO LUQUE

LO MAXIMO EN MUSICA ANTAÑONA Vol. 12
Preludio
Medellín - Colombia

01. los Cerrillanos - MI FATAL DESTINO - Olmedo A. Alvarez
02. Manuel Ospina y Samuel Martínez con el Conjunto de Juan Abarca - AQUI ESTOY - Santiago Vélez M., Julio Florez
03. Juan Rodríguez - IMPOSIBLE - Dominio Público
04. Luis Valente y Miguel Cáceres - DELEITE - Dominio Público
05. Plutarco Uquillas y Alfredo Pérez - LAURA (ROSALES MIOS) - Constantino Mendoza
06. Velazquez y Pichardo - TE ADORO - Dominio Público
07. Manuel Ospina y Samuel Martínez - PEQUEÑITA - Gonzalo Vera Santos, Carlos Garcés
08. Orq. de Víctor manuel Acosta, cantan Acosta y Beas - HAS JURADO EN VANO - Carlos W. Andrade
09. Luis Valente y Miguel Cáceres - MIS FLORES NEGRAS - Julio Florez, F. Paredes Herrera
10. Lorenzo Barcelata y su Conjunto - TU YA NO SOPLAS - E. Cortázar, L. Barcelata
11. Ospina y Peláez - EL PRESIDIARIO - Dominio Público
12. Alcides Briceño y Jorge Añez con la Orq. Columbia - PEDAZO DE ALMA - Dominio Público
Descargar

Aporte de Maximino Toñanez, enviado por César Fabio Tabarez Hernandez

No hay comentarios: