jueves, 15 de diciembre de 2016

Los Huanca-Huá - LA DECADA DE LOS HUANCA-HUA



Los Huanca-Huá - LA DECADA DE LOS HUANCA-HUA

HACE DIEZ AÑOS DE ESTO

Airala: ¿Bueno, como empezaron realmente los Huanca-Huá?
Hernán: Así: el 8 de octubre de 1960 cite a Guillermo y a Coco del Franco al Jockey Club de San Isidro, para hablar. Los tres habíamos cantado juntos ya. Lo hacíamos, sobre todo, en una confitería que medía dos por cinco y ahí teníamos una éxito bárbaro. Entonces yo le dice "hay que buscar un tipo que haga los arreglos". Por qué la gente nos aplaudía bastante, sabés.
Era la época en que estaba de moda "Angélica". Hicimos la reunión y decidimos que teníamos que ir a buscar al Chango Farías Gómez para aquí se ocupara de la dirección musical. Eso hicimos y Chango aceptó poniendo, entre otras condiciones, la de que agrandáramos el grupo. Dijo que él tenía una idea completamente en nueva, pero que necesitada cinco voces. Nosotros tres, Chango mismo, y su hermano Pedro.
Paeta: ¿Hasta ese momento el conjunto se llamaba Los Milagreros?.
Hernán: no, no. No teníamos nombre. Lo que pasa es que antes éramos Los Milagreros, pero nos desmembramos ¿Sabés por qué?. Por qué el gordo Urien llegó tarde a una actuación una vez y eso era imperdonable.
Urien: !Mentira!
Hernán:!Si señor!. Vos llegaste tarde
Urien: No es verdad. Dejá que cuente como fué. Resulta que yo me había accidentado, andaba "todo roto", cabeza incluida, el conjunto lo formábamos Hernán, Bocha Martínez, Coco del Franco y yo. Un día teníamos que ir a cantar a un club. Yo tenía en mi poder trajes de gauchos que usábamos, con ponchos, botas, bombo y todo. Lo lógico era que vinieran a ayudarme, estando yo
como estaba. No apareció nadie entonces a último momento, me decidí y y cómo pude me largué. Parecía un loco por la calle, vendado y llenando todas las cosas, a las seis de la tarde y en verano. Llegué !y todavía me tiraron la bronca! Asi que imaginate...
Coco: Vamos, !si vos eras un gran vago...!
Urien: ¿No ves?... bueno le acordarás lo que hice mal de los ponchos y bombachas al diablo y se acabaron los milagreros
Coco: bueno el hecho es quien formábamos después, con chango y Pedro, el nuevo conjunto. El 10 de octubre del 60 hicimos el primer ensayo
Manso:¿ Pero antes tuvieron que aceptar las condiciones puestas por Chango...?
Hernán: Si, todavía nosotros no sabíamos qué Chango nos iba a salir con eso de cantar a capella y hacer ruido raro, que si no...
Paeta: ¿Y que condiciones eran, Chango?
Chango: Bueno, yo te voy a explicar, la reunión fue en una pizzería, ¿hablo de la primera reunión, no?

CHANGO PONE CONDICIONES
Chango: Primero, mientras atacábamos una porción de muzarella exigí que nos quitáramos el traje de gauchos, por qué yo bombachas y botas no puso habitualmente y para qué disfrazarnos; segundo, que nos buscáramos un nombre que nos identificara y que no siguiera la huella de los conjuntos anteriores, que fuera distinto. Al tiempo se nos ocurrió el nombre de Conjunto Cruz del Sur y llamándonos así llegamos a hacer un ciclo en Radio Nacional. Pero eso fue después.
Airala: Antes, vino lo bravo, lo de chi-porum-bum, no es así?
Pedro: Pero antes hicimos una actuación de fogueo, en el Club San Fernando, utilizando el nombre de Los Milagreros; cantamos dos o tres temas, entre ellos una chacarera que no me acuerdo cómo se llama, aquella que dice "del cielo bajo un pintor / para pintar tu hermosura / y al ver un bicho tan fiero / se le aguó la pintura". Sonábamos más o menos bien pero todavía no
estábamos totalmente en la línea que fue exclusivamente nuestra
Hernán: Y para llegar a ésa línea teníamos que hacer los purumpunchimpum que quería Chango.... Y eso no nos convencía
Chango: Bueno, los purumpunchimpum cómo dice éste.......
Hernán (para nosotros): Claro, eso de (fraseando) "mpurum-pum-chin-purum-bum" que decíamos en coros, contracantos, etcétera
Chango: Eso, el mboporó. Al principio no quería saber nada y le tuve que pedir que lo hicieran aunque fuera como favor personal.
Airala: Claro, no podían ensayar. Seguro que se morían de risa...
Chango: Es que el arreglo tendía a lograr un tipo de armonización como la del piano y había que ir traduciendolo de a poco, inicialmente les pasaba yo el sonido de la mano izquierda, digamos. Después el de la derecha. Individualmente escuchados parecían, lógicamente extraños.
Coco: Hernán, sobre todo, se oponía; decía que eso de cantar a capella no iba a caminar.
Chango: Entonces yo les dije "Che, haganme una gauchada, como una especie de acto de fe, sigamos en eso" y seguimos. Y llegó un día en que por fin estábamos listos para empezar, haciendo el estilo....
Coco: Debutamos en el carnaval del Club Defensores de Florida. Nos presentó Julio Marbiz a quien no conocíamos. Nos habíamos presentado de caraduras, no más, ante él.
Chango: Mientras esperábamos recuerdo que yo me fumé un atado entero de rubios sin filtro.
Coco: Y Marbiz nos presentó de una manera especial: puso tres guitarras y un bombo solos, en el escenario. Y nos fue nombrando de a uno. Al primero lo aplaudieron. Y vino una pausa y al segundo tambien lo aplaudieron. Una nueva pausa y al tercero ya casi no lo aplaudieron. Al cuarto, nada, y al quinto, casi lo silban.
Chango: Lógico, la gente estaba podrida de ver aparecer tipos sobre el escenario.
Paeta: Asi que cantaron con un gran silencio...
Pedro: Si, y nos aplaudieron formidablemente. "El huajchito", por ejemplo, fue una explosión.
Chango: Recuerdo que Coco, cuando terminamos, vino hacia mi, me felicitó y me dijo "tenías razón". Y de la ahí en más seguimos, ya bastante afianzados por qué estábamos a punto de grabar.
Airala: ¿Y como fue que encontraron el nombre?
Chango: los directivos de la grabadora nos pidieron un nombre que ubicara la región andina sudamericana, algo así, porque ellos tienen mercado internacional. Por eso recurrimos a nuestra familia y fueron desfilando algunas posibilidades como "Inti Huá" (Los hijos del sol), Sacha Huá (Los hijos de la selva) y Huanca Huá (Los hijos de la música) les pasamos estos tres nombres a la compañía para qué eligieran y se quedaron con Huanca-Huá.
Manzo: ¿Y en algún momento llegaron a ser el número más fuerte de la compañía, verdad?
Hernán: Entre el 62 y 63, en que fuimos también los artistas mejor pagados de la TV. También fuimos, en 1961, el primer número folklórico que hizo shows en bailes populares, en los carnavales de Escala Musical...
Pedro: En fin, hicimos algo. Y seguimos haciendo
.
(artículo escrito por Marcelo Simón y publicado en la Revista Folklore)
.
Los Huanca-Huá
LA DECADA DE LOS HUANCA-HUA
Microfon - I 275
1971
.
01. EL GATO DE LA BANDERERA-gato-Waldo Belloso, Z. Alcayaga
02. TRISTEZA DE NAVIDAD-zamba-Arturo Dávalos
03.SACHA PUMA-escondido-Oscar Valles, Guillermo González
04. CANCION DEL ARBOL DEL OLVIDO- canción-Fernán Silva Valdés y Alberto Ginastera
05. CHAKAY MANTA-chacarera-Víctor Ledesma, Hnos Abalos
06. LA RIOJANA-zamba-D.R.
07. EL TROTE E'PETISO-chamamé-Santos Tala
08. CAMPO AFUERA-chacarera-C. Di Fulvio
09. OTOÑO SIN FINAL-canción serenata-R. Paeta, D. Airala
10. PA TRINCHEREAR-gato-R. Paeta, Pedro Farías Gómez, Héctor Manzo
11. CANTA EL MINERO-retumbo-Rafael Paeta
12. ROMANCE DE LA PANCHA ALFARO-cueca-R. Paeta, Daniel Altamirano
.
Descargar

1 comentario:

Dúo Socavón dijo...

Nunca había leído esta historia de Los Huanca. Está un poco novelada... El asunto de las pilchas de gaucho de Los Milagreros, que el cronista atribuye al gordo Urien, realmente lo protagonizó Domingo Airala (Mingo), que hacía un tiempito se había dado un palo con una motoneta.... Pero eso no fue lo que provocó el desmembramiento de Los Milagreros, sino otra circunstancia diferente, a su vez motivo de otra historia.
Que tiempos aquellos...era otro país...